Traslate

viernes, 29 de enero de 2010

EL SSS (Samurai Spirit Skinhead)


El SSS (Samurai Spirit Skinhead) es el resultado de una antigua crew nacionalista e identitaria de skinheads nipones, que termino por convertirse en un símbolo de orgullo del skinhead japonés. El SSS parece ser la elección natural para un cabeza rapada japonés, que crea en una identidad nacional dentro de los jóvenes nipones.

Los skinheads japoneses se autodefinen como “sukinzu”, equivalente a "skins." No esta muy bien visto un cabeza rapada en el Japón, pero, por otra parte, alguien rapado y uniformado, que porte símbolos nacionales, es algo de lo mas normal en el país nipón.





LOS SIMBOLOS, EL BUSHIDO Y EL SINTOISMO.
El sintoísmo estatal fue la denominación de la ideología promovida por el gobierno de Japón desde comienzos de la era Meiji, hasta su derrota en la Segunda Guerra Mundial, y que se basaba inicialmente en la práctica sostenida del sintoísmo, con la fusión de los ritos realizados en la Corte Imperial y los ritos realizados en los santuarios, transformándose en la religión de Estado del Imperio de Japón.

Esta ideología nacionalista tenía fuertes componentes vitalistas, y por sobre todo místicos. Debemos entender, que la visión de patria que tienen los japoneses, no solo es muy profunda, si no alejada del materialismo. Ellos, creen en el “Yamato” (nombre que recibía el Japón arcaico), como un ente vivo, que piensa y actúa en forma colectiva por medio de las manifestaciones naturales. Esta creencia tiene tanta fuerza, que tenemos el ejemplo de los pilotos kamikazes de la SGM, que creían que al inmolarse en combate se convertían en “Eires”, espíritus guardianes del país.



Los skinheads japoneses, inspirados en esta ideología, revitalizaron la tradición guerrera del Japón, sintiéndose herederos no solo de los samurais, las ideas del bushido y sus códigos guerreros, si no también parte de las reivindicaciones del Japón imperial derrotado en la SGM, las cuales tuvieron su clímax, con el suicidio ritual del escritor Yukio Mishima el 25 de noviembre de 1970, dando inicio a una suerte de revival cultural e ideológico de las ideas viriles del Japón, con la aparición de organizaciones nacionalistas, el regreso de los rituales en el templo de Yasukuni, creando una nueva generación de jóvenes japoneses interesados en sus costumbres ancestrales y reivindicaciones nacionalistas, las cuales fueron censuradas a partir de la derrota en la SGM, y décadas de occidentalización planificada por el General Douglas MacArthur y su  “nueva constitución para los japoneses”.